Blogia
DEFENSORES DE OVIEDO

Más vale tarde que nunca

Más vale tarde que nunca
 
 
La arquitectura bélica asturiana ya tiene protección. El Pleno del Consejo de Patrimonio Cultural del Principado ha incluido 29 construcciones militares de la Guerra Civil española en su inventario, lo que supone que todas ellas pasan a tener un grado de protección superior. Según informó ayer la Consejería de Cultura, tras elaborar un completo catálogo de los 419 elementos existentes en 28 concejos de la región, se optó, a petición de la Asociación para la Recuperación de la Arquitectura Militar Asturiana (Arama), por proteger estos 29. Casamatas, baterías, galerías, garitas, nidos, parapetos y trincheras conforman los nuevos elementos catalogados.
 
Buena parte de esas 29 construcciones se encuentran en Oviedo. Es el caso del conjunto de Campo Cimero, en Brañes, o el de El Rebollal, en Lloriana o el nido de ametralladora de Ayones, en Latores. A él se unen otras construcciones como el cementerio musulmán de Barcia en Valdés o la batería de Bonielles, en La Matiella (Llanera), la trinchera-cremallera de Soto del Barco o el polvorín de Casa Concha, en la Venta del Escamplero (Las Regueras). Es largo el listado e incluye construcciones militares en Grado, en Ribadedeva, Piloña, Candamo y en algún concejo más. No hay, sin embargo, ninguna construcción de Gijón, aunque el motivo por el que no han pasado a formar parte de esta selección es que ya gozan de protección a través del catálogo urbanístico.
 
Diario El Comercio (21/03/2012)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres