Blogia

DEFENSORES DE OVIEDO

¿El teniente coronel Teijeiro, un golpista fascista?

¿El teniente coronel Teijeiro, un golpista fascista?

Por Julio García

 

Estos términos de «golpista», «fascistas» y similares nos recuerdan los tiempos de la II República, especialmente en 1936 y en la Guerra Civil. Entonces se llamaba «fascistas» a todos los que no eran adictos al Frente Popular. Eran fascistas los monárquicos, los falangistas, los demócratas cristianos de la CEDA, los liberales demócratas y, en general, todos los católicos. Era la clásica terminología marxista.

Pero que ahora se sigan empleando esos términos resulta anacrónico, además de falso.

Para quien conozca la ideología fascista, nacida y desaparecida con Benito Mussolini, sabe que en las Fuerzas Nacionales no había ninguna de pensamiento fascista. Y el Estado Nacional, nacido de la victoria del 1 de abril de 1939, no podía ser, no fue, un Estado totalitario, ya que el Movimiento Nacional era de sentido católico y, como tal, se subordinó a la doctrina y a la moral de la Iglesia católica, y nadie como ésta defiende la dignidad, la libertad y la trascendencia del hombre.

Basta leer las Leyes Fundamentales para comprobar las características del régimen, lejos de coincidencias esenciales con el fascismo.

Por otra parte, hablar del Alzamiento Nacional como una rebelión contra la República y contra un Gobierno elegido democráticamente es desconocer la historia, es ignorar los hechos.

El Alzamiento no fue contra la República ni contra un Gobierno elegido democráticamente.

Entre los alzados había bastantes y destacados republicanos, pocos monárquicos y muchos indiferentes sobre la forma de Estado.

El Gobierno del Frente Popular no tenía ni legitimidad de origen ni de ejercicio.

Está hoy documentalmente acreditado que el Frente Popular obtuvo por medios fraudulentos más de 50 actas de diputados, sin las cuales no hubiera alcanzado la mayoría absoluta que le permitió alcanzar el poder.

Tampoco tuvo legitimidad de ejercicio. El señor Portela Valladares, presidente del Gobierno, acobardado porque las masas del Frente Popular se habían echado a la calle desde la noche del 16 de febrero proclamando su triunfo, presentó al presidente de la República la dimisión irrevocable, sin hacer caso ni del presidente de la República ni de los partidos de derechas que le pedían que esperase a la segunda vuelta y a que se conociesen los resultados definitivos para hacer la entrega del Gobierno por los cauces legales. Y así, el 19 de febrero, a los tres días de las elecciones, llegaba al poder el Frente Popular, con don Manuel Azaña como presidente del Gobierno. Y desde esa fecha ya no hubo más ley que la que imponían los movimientos marxistas con la anuencia del Gobierno.

No es posible exponer aquí lo que fue España entre el 19 de febrero y el 18 de julio de 1936. Desorden público, terrorismo, huelgas continuas, preparación y grandes desfiles de las milicias marxistas, etcétera.

A quien quiera conocer de verdad los hechos se le recomiendan las siguientes obras: «Historia de la Segunda República», tomo IV, de Joaquín Arrarás; «No fue posible la paz», de José María Gil Robles; «Dictamen de la comisión sobre ilegitimidad de poderes actuantes en 18 de julio de 1936», obra de ilustres juristas, magistrados y otras personalidades, cuyo dictamen está en el Ministerio de Gobernación desde 1939. Lo que acabó de decidir el Alzamiento Nacional fue el asesinato de don José Calvo Sotelo, diputado y jefe de un partido político, crimen efectuado por fuerzas del orden público mandadas por el capitán de la Guardia Civil Fernando Condés.

La Guerra Civil fue el enfrentamiento armado entre los que pretendían por la violencia implantar la dictadura del proletariado, según las ideas marxistas y el modelo soviético, y los que defendían una visión cristiana y española de la vida. Esto fue lo esencial del Alza miento. Lo demás son consecuencias de la lucha por alcanzar la victoria.

El teniente coronel Teijeiro no fue, pues, ningún golpista fascista, fue un español que se unió al Alzamiento para la defensa de España y de la civilización cristiana frente a la civilización materialista y atea de los marxistas.

Todo esto no son opiniones, son hechos históricos.

La estatua de homenaje a quien fue el jefe militar que mandó las tropas que entraron en la ciudad e impidió que Oviedo fuese tomado por los rojos debe ser repuesta al lugar del que nunca debió ser retirada, y no hacerlo es un deshonor para esta ciudad y es plegarse al resentimiento de quienes se consideran los herederos ideológicos del Frente Popular.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Vídeo sobre el asedio de Oviedo

Enlace permanente

 

 


La Hermandad de Defensores conmemora en la plaza de España el 18 de julio

La Hermandad de Defensores conmemora en la plaza de España el 18 de julio

 

Un grupo de miembros de la Hermandad de Defensores de Oviedo se acercó ayer a la estatua erigida en memoria de Francisco Franco en la plaza de España. Su finalidad era colocar una corona de flores en memoria del 77.º aniversario del 18 de julio de 1936, fecha en la que comenzó la Guerra Civil. Tras el homenaje, los defensores acudieron a una misa en San Francisco de Asís. «Me da pena que no se sepa la historia tal como fue», aseguró el presidente de la Hermandad, Fermín Alonso Sádaba (en la foto, a la derecha, junto a Julio García).

LNE (19/07/2013)

La estatua de Teijeiro volverá a su emplazamiento

La estatua de Teijeiro volverá a su emplazamiento

Bien está lo que bien acaba. Desde el momento en que el monumento fue retirado en Diciembre pasado por el PP, la Hermandad de Defensores y distintas asociaciones vinimos reclamando su inmediata restitución, denunciando por todos los medios a nuestro alcance una retirada que presumíamos realizada (y acertamos de lleno) con vocación de definitiva, enmascarada en supuestas labores de limpieza de la estatua.

La Hermandad presentó un escrito con fecha 10/01/2013 dirigido al concejal de Urbanismo, responsable de la orden, requiriendole a que nos respondiera a dos sencillas preguntas: si el monumento iba a ser repuesto y cuándo. Como esperábamos, no existió contestación alguna.

Fue necesario, pues, convocar movilizaciones y hacer pública nuestra denuncia en las redes sociales y ante los medios de prensa (de la que solamente se hizo eco el diario El Comercio). Asimismo nos pusimos en contacto con la oposición dentro del Ayuntamiento de Oviedo, donde fuimos conocedores de la iniciativa del grupo municipal de Foro, que también pretendía la reposición del monumento en razón a su valor artístico, obra del escultor Francisco Asorey.

Finalmente, ha sido esta acción de Foro Asturias la que ha permitido que se restituya lo que es de justicia, el reconocimiento de la ciudad de Oviedo a su liberador.

Gracias a todos.

 

 


 

Oviedo repondrá la estatua del coronel franquista Teijeiro, que rompió el cerco a la ciudad

"La comisión de Cultura del Ayuntamiento de Oviedo ha decidido reponer en su lugar de origen, la plaza de la Liberación, la escultura del teniente coronel Jesús Teijeiro, el militar franquista que lideró las tropas gallegas que rompieron el cerco a la capital asturiana durante la Guerra Civil.

La estatua, obra de Francisco Asorey y colocada en la capital asturiana en el año 1952, consiste en la figura de un soldado ataviado con el uniforme de la época y que porta entre sus brazos una enorme espada cuya punta está apoyada sobre la base de la escultura.

Según ha asegurado al término de la comisión el concejal de IU, Roberto Sánchez Ramos, "la derecha ovetense ha decidido unir sus votos para reponer la estatua apologética del fascismo".

El grupo municipal de Foro era el que había planteado que se repusiera en su lugar de origen, en la plaza de la Liberación, la escultura del militar franquista, que ahora permanece en almacenes municipales.

La retirada había sido aprobada por la comisión municipal que se constituyó tras la aprobación de la Ley de la Memoria Histórica de 2007, que sirvió también para que el Tribunal Superior de Justicia de Galicia rechazase una reclamación de una hija del militar que había pedido que se repusiera el nombre de una calle con su nombre."

 

Diario El Comercio (08/05/2013)

 

 


 

08/05/2013
Belén Arganza: "Las obras de arte han de estar por encima de las ideologías por eso no entramos en provocaciones galácticas con otros partidos”

“FORO no va a entrar en provocaciones galácticas ni en guerras dialécticas con ningún partido político a costa del arte. La escultura de Francisco Asorey ha de ser tratada como obra de arte que es y en Oviedo estamos para poner en valor el arte, no para aportar visiones sectarias de una obra. No hay que ver lo que no hay ni tampoco se deben atribuir prejuicios ideológicos a unas obras de arte que deben ser eso, simplemente obras de arte que han de estar por encima de las ideologías”, dijo esta mañana la concejala de FORO Oviedo Belén Arganza tras haber salido adelante su propuesta para reponer la estatua del escultor gallego en su antigua ubicación de la plaza de la Liberación.

 

Belén Arganza reclama “un respeto para el prestigio del artista gallego Francisco Asorey y su obra. Asorey es el más importante escultor contemporáneo de Galicia y el de mayor proyección, estando en la línea de los realismos de los años 30 y 40. Con la reposición de la escultura en la plaza de la Liberación simplemente se retorna a una situación que nunca se hubiera producido de no haberla retirado el Ayuntamiento presuntamente para su limpieza”.

 

La concejala de FORO Oviedo encargada de asuntos culturales advierte de que “no entramos en polémicas partidistas pero si los partidos de izquierdas están tan interesados en sacar a la luz el pasado, sólo tienen que aprender de los errores pretéritos y mirar hacia el futuro. Si vamos a revisar la memoria histórica del Oviedo de la Revolución del 34 y de la Guerra Civil hay que recordar que con el Teniente Coronel Teijeiro entró en Oviedo Celso Emilio Ferreiro, poeta que escribió uno de los poemarios clásicos de la resistencia franquista -“Longa noite de pedra”- y que posteriormente, en 1977, fue candidato al Senado por el Partido Socialista Galego. Por tanto, no conviene mezclar el arte con perjuicios ideológicos porque si hiciéramos caso de las teorías de los partidos de izquierdas de Oviedo habría que devolver también la estatuaria de La Laboral, mucha de ella hecha por el asturiano Manuel Álvarez Laviada, o incluso tirar La Laboral abajo. Hay que ser más serios y respetar más la cultura. Hay que luchar por que el arte en esta ciudad siga siendo arte y no ver más cosas de las que no hay”, concluye Belén Arganza.

Foro pide la reposición de la estatua de Teijeiro

Foro pide la reposición de la estatua de Teijeiro

Han pasado ya unos meses desde que el gobierno municipal del PP en Oviedo retirara la estatua del Teniente Coronel Teijeiro, liberador de la ciudad en 1936, pretextando unas supuestas labores de limpieza sobre la misma.
Nunca nos creímos tan pueril argumento y, de hecho, poco más tarde (tras una intensa campaña de esta Hermandad exigiendo su restitución), alguna "fuente" pepera del ayuntamiento llegó a reconocer a los medios de comunicación que la estatua había sido retirada de forma definitiva.
Sin duda, no se atrevieron a anunciarlo así desde el principio -pudiendo haberlo hecho perfectamente- dado que seguramente entendieron que tal ignominia no sería bien entendida por gran número de ovetenses y sabiendo que muchos de ellos son sus potenciales votantes.
Lo han hecho por la puerta de atrás, con cobardía y mintiendo, algo ya habitual y sobradamente conocido en el actuar de la clase política.

Nosotros defendemos un argumento: el del respeto a nuestra historia.

Pero existe además otro de notable importancia: el valor artístico que tiene el monumento, obra del genial escultor Francisco Asorey.
El edil que ordenó la retirada de la estatuta era, queremos creer, perfecto desconocedor de este extremo; pero su ignorancia no permite justificar esta tropelía.

Ahora, el grupo municipal de Foro plantea una pregunta directa a los dirigentes municipales del PP: ¿Qué van a hacer ustedes con el monumento retirado? 

Esa pregunta es la misma que muchos ovetenses nos planteamos cuando se cometió la alcaldada. Si se pretendía efectuar una limpieza de la estatua, ¿no era más lógico y menos costoso hacerlo in situ?. Si lo que realmente premeditaron era retirarla de la ciudad de forma definitiva ¿por qué no se han atrevido a manifestarlo desde el principio?.

La estatua debe ser repuesta, pero no sólo la estatua, sino también el murete que estaba situado detrás y que fue retirado hace unos pocos años, pues forma un conjunto escultórico integrado, tal como lo concibió su creador.
Ya puestos a retirar estatuas, pueden empezar por todos los adefesios, culos y demás supuestas obras de "arte" que jalonan desgraciadamente nuestra Invicta y Heroica Vetusta.

 

Diario "La Nueva España"  (21/04/2013)

"El grupo municipal de Foro en el Ayuntamiento de Oviedo, partido presidido por Francisco Álvarez-Cascos, presentará una batería de preguntas en la Comisión de Cultura del próximo miércoles para conocer «el destino» que el municipio ha dado a la estatua en honor del teniente coronel Teijeiro, el militar franquista que lideró las columnas gallegas que rompieron el cerco al que estuvo sometida la ciudad durante la Guerra Civil.


Los foristas quieren que la efigie en recuerdo del militar vuelva al lugar del que fue retirada -la plaza de la Liberación- el pasado mes de diciembre con motivo de las obras de la turboglorieta de la calle Samuel Sánchez, ya que se trata de un obra «de gran valor escultórico» que, a juicio de la edil Belén Arganza, «no genera ningún» problema desde el punto de vista político, ya que «hay que entenderla simplemente como lo que es, arte, y como arte ha de ser tratada sin provocar controversias de otra índole».


Arganza apuntala su argumentario en defensa de devolver la estatua -es uno de los símbolos franquistas afectados por la ley de la Memoria Histórica- a su lugar de origen, ya que la ciudad «se ha venido llenando en los últimos años de esculturas cuya calidad es muy variada, pero que en todos los casos han sido pagadas con el dinero de los ovetenses». La concejala forista asegura que la talla, obra de Francisco Asorey, «uno de los mejores escultores gallegos del siglo pasado», a su juicio, fue retirada por el Ayuntamiento «de manera subrepticia, prescindiendo de un fondo escultórico del que Oviedo no debe privarse»."

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Diario EL COMERCIO  (15/01/2013).

El PP desmantela el monumento a Teijeiro

El PP desmantela el monumento a Teijeiro

 

 

Hasta ahora, la mayoría estábamos acostumbrados a que fuera la izquierda revanchista quien se ocupara de arrasar con el callejero y con los monumentos que representan nuestra historia reciente. La aberrante Ley de la Memoria Histórica zapateril les dio la cobertura perfecta para realizar estos desmanes de forma sistemática y estalinista.
En otros casos, menos conocidos, también la derecha en muchos ayuntamientos secundaron este desprósito.
Y ahora le ha tocado a Oviedo, gobernado desde hace décadas por el PP, sufrir una vez más la ignominia.

En Noviembre de 2012, los comunistas de Izquierda Unida, con el pretexto de las obras que se iban a realizar en el entorno del monumento al Teniente Coronel Teijeiro, liberador del cerco de Oviedo, presentó una propuesta en el Ayuntamiento pidiendo su retirada. En aquel momento, dicha propuesta fue rechazada por el PP.
Pero ahí vino el engaño.

El PP, consciente de que para una importante parte de sus votantes la retirada del monumento a Teijeiro no iba a ser precisamente bien acogida, prefirió actuar por la vía del engaño y de la mentira. La estatua fue retirada el 26 de Diciembre, cuando aun algunos ediles “populares” estarían haciendo la digestión de la cena de Navidad. En ese momento el PP aseguró a la prensa que era una medida temporal, para realizar labores de limpieza y que sería restituída.
Dado que ya nadie cree en la honestidad de los políticos, no es difícil imaginar que, dado que los comunistas de Izquierda Unida no han sido vistos protestando ni armando mucho lío con el rechazo de su propuesta de desmantelamiento, el PP pactó con ellos bajo cuerda la retirada del monumento por la vía de hecho.

Esto no sería nada nuevo y seguramente estaban convencidos que nadie protestaría y que todo quedaría en el olvido rápidamente. Pero se han equivocado.
Numerosas personas se han venido dirigiendo a la Hermandad de Defensores de Oviedo mostrando su indignación al respecto. Muchos han declarado ser votantes del PP y han asegurado no volver a hacerlo más tras esta vil actuación.
La Concejalía de Urbanismo ha filtrado ya de forma oficiosa que la estatua no será repuesta, pero aun no se ha atrevido a hacerlo públicamente.
Por ese motivo, la Hermandad de Defensores de Oviedo ha requerido, mediante escrito presentado en el Ayuntamiento con fecha 10/01/2013, al Concejal responsable de la tropelía que nos responda  sobre si será repuesta o no.

En caso de que el monumento no vaya a ser restituido y dado que la actuación ha sido manifiestamente irregular, la Hermandad emprenderá las acciones legales oportunas, con el decidido empeño de no permitir que la gloriosa y heroica historia de Vetusta sea pisoteada por esta infame e ignorante casta política que padecemos los españoles.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres